A la alegría de parir una historia, un relato, una novela, le sigue un camino plagado de incertidumbres, o de abismos más bien. Como si al parirlo lo lanzaramos inocente y frágil a un mundo que puede devorarlo y tragárselo de tantas formas imaginables. Y de hecho, eso es lo que sucede. Seguir leyendo “Vicisitudes de un escritor novel”

Anuncios